• Admin

RITUAL DE CONGELAMIENTO PARA ALEJAR A UNA PERSONA

Quizás hayas escuchado acerca de los rituales de congelación o enfriamiento y lo primero que se te viene a la mente es hielo, una nevera o un congelador. Tal como su nombre lo indica, la función principal de los rituales de congelamiento son para congelar, enfriar y detener a una persona o situación generalmente desagradable; también, para que alguien deje de hacer alguna cosa en contra de nuestra voluntad o de otras personas. Es por eso que se utiliza el término “congelar” porque lo que se busca es frenar y enfriar una situación o una persona por el tiempo que se necesite.



Este ritual se debe realizar cuando se quiere que una persona no se acerque a ti o a algún ser querido ya que causa cualquier tipo de daño, por ejemplo si alguien está calumniándote y quiere arruinar o quizás estás siendo perseguido/a por un acosador o por un ex despechado entre otras acciones; este ritual es efectivo para congelar el habla o acciones que se están llevando a cabo en tu contra. Conseguirás que las habladurías y chismes puedan ser silenciados, o frenar las acciones de una persona que te fastidia y causa daño. En otras palabras este ritual se utiliza para silenciar a alguien o una situación y de esa manera eliminarlo de tu vida.


NECESITAS:

Una foto de la persona de cuerpo entero

Una vela negra

Una goma elástica


Para este ritual necesitas una foto de la persona que deseas congelar, de preferencia de cuerpo entero. Toma la foto y apóyala en la vela negra, con mucho cuidado, enciende una vela negra con un cerillo sin quemar la foto y repite la siguiente oración tres veces: “(nombre de la persona) que dios te ampare y te aleje de mi vida, gracias te doy por alejarte y dejarme libre”


Deja la vela encendida diez minutos, concéntrate en la llama de la vela y visualiza como esa persona se aleja de tu vida de la mejor manera posible, sin peleas ni discusiones. Luego apaga la vela sin soplar, toma la foto y envuélvela alrededor de la vela, luego con la goma elástica ajusta la foto para que quede firme alrededor de toda la vela, sujeta la vela y la foto atada en tus manos y repite las siguientes palabras: “(nombre de la persona) a partir de hoy, te alejas de mi vida, te aparatas de mi camino y no tienes poder sobre mí”. Ahora coloca el atado en el congelador. Deja la vela con la foto durante el tiempo que sea necesario hasta que la persona se aleje o no te moleste más. Si consideras conveniente puedes envolver la foto y vela con algún plástico para que no se moje en el congelador.

48 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo