SANACIÓN CUENCOS      TIBETANOS

A través del sonido se consiguen desbloquear y armonizar los flujos naturales de energía.
El sonido de los Cuencos
Todas las cosas en el Universo, incluido el cuerpo humano, se encuentran en un continuo estado de vibración. Cada objeto o ser vivo tiene su propia frecuencia vital, única y armónica y los más pequeños cambios de frecuencia pueden afectar incluso a los órganos internos.
En muchas ocasiones debido a problemas psicológicos o emocionales, se producen desequilibrios puntuales que cuando no se solucionan y se hacen crónicos, crean un circulo vicioso que produce depresiones, estrés, cansancio incluso afecciones físicas de mayor o menor gravedad.
Estos desequilibrios se pueden restablecer con un trabajo interior de maduración y crecimiento que puede ser apoyado y estimulado por diferentes tipos de terapias alternativas, siendo de las más eficaces, las de sonido y vibración que producen instrumentos especiales como, los Cuencos y Campanas Tibetanos, Armonizadores, Diapasones, Didgeridoos y especialmente los Cuencos de Cuarzo.
A través del sonido y las vibraciones que producen estos instrumentos, se consiguen desbloquear y armonizar los Chakras y los flujos naturales de energía a nivel físico, mental y emocional.
Los sonidos y vibraciones tienen la propiedad de modificar las ondas cerebrales, favoreciendo los estados de relajación y los trabajos de meditación. El sonido nos afecta por el principio de resonancia, por el que una vibración más intensa y armónica, contagia a otra más débil o disarmónica.

Beneficios:

Los sonidos tienen efectos beneficiosos para:
– Facilitar estados de relajación y meditación
– Calmar dolores leves, especialmente de cabeza
– Estimular en estados anímicos decaídos
– Relajar en estados anímicos exaltados o nerviosos
– Desbloqueos emocionales
– Armonización de los Chakras y de la energía en general a todos los niveles
– Favorecen estados de trance
Las vibraciones producen los mismos efectos que el sonido, pero tienen más intensidad y al contactar directamente con la persona, la vibración penetra en el cuerpo afectando más profundamente tanto física, emocional, energética, como espiritualmente:
– Relajación muscular
– Disolución y limpieza de energias negativas
– Desbloqueos emocionales
– Desbloqueos energéticos
– Favorecen estados de trance y de sensibilidad psíquica

Realizo Terapias Sanadoras con Cuencos Tibetanos 

-Presencial en Málaga.

               

Técnica:
Se utilizan los instrumentos haciéndolos sonar cerca del paciente, para que le llegue tanto el sonido como la vibración.
El paciente puede permanecer sentado o tumbado, se recomienda siempre el segundo caso para favorecer la relajación. Los diapasones sin embargo, deben estar en contacto con el paciente y aplicados directamente sobre la piel.
Los Cuencos Tibetanos: proporcionan masajes sonoros que favorecen tanto la meditación como la sanación. Pueden utilizarse en contacto con el paciente o en distancia corta, dependiendo del tamaño del cuenco y de las notas que emite. Algunos se utilizarán para realizar los masajes en la cabeza y zona torácica y otros en la zona abdominal. El periodo de tiempo puede ser variable y se hace sonar con las mismas técnicas que el cuenco de cuarzo.
Los diapasones: la vibración se aplica sobre los Chakras o siguiendo los puntos que se usan en acupuntura. Proporcionan un masaje que profundiza en la zona y afecta también las zonas reflejas, produciendo un efecto analgésico de algunos dolores. Favorece el desbloqueo y equilibrado de energías, alcanzando el paciente una profunda sensación de bienestar.
Los Armonizadores: se aplican cerca del paciente y se hacen sonar con suaves golpes, pero sin establecer contacto. Favorecen la relajación y la limpieza tanto del organismo como de los cuerpos sútiles energéticos.
Tratamiento:
Entre 3 y 10 sesiones, dependiendo de que sea una afección psicológica, emocional o fisiológica más o menos severa.

​© 2019 by Tarot y Videncia La Voluntad.