• Admin

CASOS PARANORMALES: AMITYVILLE

Amityville, Estados unidos, casa de estilo colonial situada en el 112 de Ocean Avenue. Tres pisos, amplio terreno, cinco habitaciones y sótano, prácticamente una casa de ensueño. Aunque tardaría poco en convertirse en la casa del horror.



En 1974, Estados Unidos se quedó impactado con un terrible asesinado ocurrido en esta casa. Ronald Defeo había asesinado a tiros a toda su familia mientras dormían: madre, padre y cuatro hermanos pequeños. Todos ellos fueron encontrados boca abajo en sus respectivas camas con un tiro en la espalda, menos la madre, ella tenía un tiro en la cabeza.



La casa, marcada por el horror, quedó deshabitada durante un año y medio, hasta que la familia Lutz la compró y se asentó allí junto con sus tres hijos.


Los fenómenos extraños comenzaron casi desde el primer día que la familia habitó la casa, voces, ruidos extraños, manchas en las paredes que aparecían sin explicación aparente, una habitación roja que no figuraba en los planos de la casa… Tal fueron los sucesos que ocurrieron allí que la familia recurrió a la bendición de un sacerdote para su propiedad.


Todos los intentos de la familia por acabar con las situaciones paranormales fueron en vano, es más, fueron empeorando cada vez más, siendo el más afectado el padre, George Lutz.


George no podía dejar de sentir frío, esto hacía que estuviera sentado frente a la chimenea durante horas, perdiendo la noción del tiempo, se despertaba de madrugada siempre a las 3:35 y se volvió malhumorado y extraño.


La hija menor comenzó a tener una amiga imaginaria llamada Jodie, exactamente igual que una de las víctimas de la familia Defeo.


Una noche, Danny y su hermano levitaron en la cama y otra de las hermanas vio una criatura de aspecto maligno en la ventana del dormitorio.


La familia Lutz aterrada ante la magnitud que estaban tomando estos fenómenos, huyó de la casa tras 28 días viviendo en ella. Huyeron sin nada, dejando atrás todas sus pertenencias.


Fueron numerosos los investigadores paranormales, psíquicos y videntes que pasaron a investigar la casa. En una de las sesiones, se tomó una foto donde se puede apreciar un niño con los mismos rasgos físicos que el hermano pequeño asesinado de los Defeo.


Foto real tomada durante una sesión en la casa


La casa fue habitada una vez más por otra nueva familia, pero se marcharon al poco tiempo.

Hoy en día la casa está puesta a la venta. ¿Te atreverías a comprarla?


13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo