• Admin

AGUA Y ACEITE DE ROSAS PARA EL AMOR, SALUD Y BELLEZA

La rosa siempre ha sido utilizada y considerada en el mundo esotérico como una flor capaz de atraer la buena suerte, el amor, la salud y la belleza. El mayor icono de la pureza. Darnos un baño con agua de rosas o usar su fragancia atraerá también la buena suerte. También es usada dentro del mundo de la Wicca en rituales para cumplir deseos y potenciar el amor.




Para ello hay un ritual muy bonito que se realiza en Luna Nueva, en el que debes coger un ramillete de rosas (no importa el número, pero a ser posible que sean impares y mínimo 3 y solicitar con todas tus mejores intenciones el deseo que tanto anhelas.

Luego, dicho ramillete, lo hierves en una olla, lo dejas reposar y enfriar, y te viertes dicha agua por encima dejándola secar sobre tu piel, sin secar. Los resultados deberían hacer su aparición en la siguiente Luna Llena.


Para realizar el agua de rosas necesitas:

Medio kilo de pétalos de rosa.

Medio litro de agua mineral.

Una olla con tapa.

Una botella de cristal que tenga cierre hermético


Los pétalos más usados para este tipo de rituales son los de rosas rojas, ya que tienen mayor fragancia, pero puedes utilizar amarillas, rosadas, etc. Vertemos el agua destilada en la olla junto con los pétalos de rosa y hervimos por 10 minutos, pasado el tiempo, deja el agua reposar tapando la olla con la tapa, pues es necesario que el vapor se mantenga encerrado.


Lo dejamos en reposo alrededor de 1 hora. Cuando haya pasado ese tiempo filtramos el preparado y nos quedamos tan solo con el agua resultante de la cocción. Introducimos el agua en la botella de cristal y la guardamos en el frigorífico una vez se haya enfriado ya estará lista para usar.


Para hacer aceite de rosas necesitas:

Pétalos de rosa

Agua

Aceite vegetal

Recipiente de cristal

Gasa


Pare este preparado colocaremos un recipiente al fuego con un poco de agua, cuando esté caliente retiramos y colocamos un recipiente de cristal en su interior. Vertemos unos centímetros de aceite en el recipiente de cristal al baño maría y dejamos que se caliente, acto seguido echamos un buen puñado de pétalos de rosa. Agitamos para que los pétalos comiencen a liberar su aroma. Tapamos el frasco de cristal y dejamos en un lugar cálido, por ejemplo junto a una ventana que reciba sol directo. Dejaremos reposar los pétalos en aceite durante 24 horas. Pasado ese tiempo recogemos los pétalos en una gasa y los exprimimos. Repetiremos todos los pasos anteriores con nuevos pétalos para conseguir una mayor concentración de aceite esencial de rosa. Hasta cinco o seis veces podemos repetir el proceso, dependerá de lo aromático que queramos que sea el aceite. El aceite resultante lo guardaremos en un tarro o frasco de cristal oscuro y lo utilizaremos después del baño por nuestro cuerpo, enfocándonos en el pecho, nuca y vientre.


16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo