• Admin

5 pasos para crear tu propio Talismán o Amuleto


Herradura con trevol de 4 hojas
Crea tu propio Amuleto

Comprender cómo funciona el pensamiento mágico es un poderoso aliado en el uso de la fuerza psicológica en nuestro beneficio.

El pensamiento mágico y la superstición pueden parecer ridículos. Son cosas que atraen al ignorante y al impresionable. Paradójicamente, lo irracional en realidad influye en nuestro cerebro más de lo que a muchos les gustaría creer.

El profesor de psicología Bruce Hood demostró la eficacia de la superstición durante una charla en una feria de ciencias. Hood desafió al público a probarse una chaqueta azul a cambio de diez libras esterlinas. Varios voluntarios aceptaron la propuesta, pero antes de que pudieran probarse la chaqueta, Hood les dijo que la prenda había pertenecido al asesino en serie Fred West. Con este conocimiento, la mayoría de los voluntarios simplemente se negaron. Se enfrentaron a un apotropaico acto, un rechazo instintivo de lo “ominoso” y una incomodidad que es la base de la superstición. Esto ocurre incluso en las personas más racionales (en una feria de ciencias). Curiosamente, el experimento terminó cuando Hood informó a los voluntarios que la chaqueta realmente no pertenecía a ningún asesino en serie, lo que demuestra que nuestras mentes determinan poderosamente nuestras actitudes hacia los objetos cotidianos.

Además del “valor sentimental” de los objetos que hemos heredado de nuestros padres, abuelos o aquellos que estuvieron presentes en momentos históricos, los objetos también suelen llevar mucha energía psíquica. Estos no necesitan explicarse científicamente para reconocer su importancia. Piensa, por ejemplo, en las reliquias del catolicismo y los crucifijos.

Usando estos mismos principios, es posible crear amuletos y talismanes que se adapten a nuestras propias necesidades, creencias y escepticismos, y utilizar objetos comunes como aliados en momentos de gran estrés.

Los talismanes (del árabe tilasim , o del griego, telesma que significa "iniciación") son objetos físicos, de origen mineral, vegetal o animal y tradicionalmente utilizados para portar una intención cargada. Por ejemplo, el cuarzo o las piedras preciosas se asocia con signos astrológicos, patas de conejo y tréboles de cuatro hojas para la buena suerte, similares a pentagramas, rosarios o amuletos. A continuación se presentan algunos consejos para crear y cargar energía positiva en un amuleto o talismán propio.

1. Selecciona la base física

Uno puede elegir una piedra que se ajuste a su signo astrológico, o cualquier piedra que ya tenga un significado especial. No importa si es un objeto costoso o una baratija, siempre que uno pueda conectar con su presencia, peso, olor, tacto, con una intención específica (por ejemplo, los dados se recomiendan como amuletos para los jugadores).

2. Transmitir intenciones positivas

Tómate unos minutos cada día durante una semana para meditar u orar usando esta base física. Si crees en un dios, ángel, santo, protector o espíritu, imagina que su energía envuelve esta base física, sea lo que sea. El mensaje que se envía al inconsciente es que la base física, o amuleto, está conectada con lo invisible a través de esta intención. Es decir, el objeto es la representación física de una intención, deseo o emoción positiva (suerte, salud, amor, etc.).

3. Polaridades

Uno puede pensar en los amuletos como baterías eléctricas, como la de su teléfono móvil. Estos se cargan y se vacían periódicamente. Al principio, es necesario tener el amuleto cerca de usted durante los momentos felices y alejarse de él cuando se sienta triste. Imaginar que el amuleto sirve para "absorber" tus intenciones ayudará a reforzar esto.

4. Consagración a los elementos

Dependiendo del tipo de material elegido, se aconseja que se "selle" a través de uno de los cuatro elementos; tierra, agua, aire o fuego. Vaya con tus intuiciones más que con cualquier ritual en particular, ya que el elemento elegido solo santificará el pacto entre usted y su amuleto (inmediatamente, como con un bautismo, un sello de agua).

5. Recarga

Un amuleto o talismán te servirá para recordarte algo importante o puede usarse en situaciones estresantes, así como cuando necesites más suerte. Como se mencionó, los amuletos o talismán son baterías de energía, por lo que su efectividad disminuirá notablemente con el tiempo. En tales casos, se debe volver al paso 2 y recargar. También se pueden aprovechar eventos como la lluvia, los eclipses, las lunas llenas o el amanecer para recargar algunas piedras o talismán, pero de nuevo, déjate guiar por la intuición.

Por último, recordemos la anécdota de Niels Bohr, el científico y premio Nobel, que colgó una herradura fuera de su cabaña en las montañas. Cuando algunos colegas visitantes de la comunidad científica vieron la herradura colgada en su puerta, le preguntaban si era supersticioso y realmente creía en "esas cosas". A esto, Bohr respondía que no, ya que él era un hombre de ciencia, no lo hacía, "pero he oído que esas cosas funcionan incluso si no crees en ellas".


69 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo